¿CÓMO SE TRATA UN ATAQUE DE PÁNICO?

Índice

    Introducción 

    Antes de empezar, ¿sabemos lo que es un ataque de pánico? 

    Podemos entender como ataque de pánico a aquel periodo, ya sea corto o de duración elevada, de tiempo de una serie de síntomas de carácter somático que suelen acompañar a un episodio de, generalmente, miedo. 

    Cuando estos episodios se presentan de una manera más continuada, es debido al trastorno de pánico (o de angustia). Si ocurren de una manera aislada, no suelen necesitar de ningún tipo de tratamiento, ya que no son resultado de dicho trastorno.

    Síntomas de una crisis 

    Los síntomas, siempre acompañan al miedo o angustia que experimenta la persona en el momento. Se pueden dividir en somáticos y cognitivos. Estos últimos, suelen ir acompañados de miedos como a morir o sensación de estar desconectado del mundo. 

    Algunos de los síntomas somáticos son: 

    • Sensación de estar inestable: mareos, vértigos y desmayos. Acompañado de náuseas y vómitos.  
    • Sensación de ahogo: presión en el pecho. Acompañado de palpitaciones y aumento de la frecuencia cardíaca.
    • Sudoración y temblores

    ¿Cómo psicólogos, podemos tratarlo?

    Generalmente, solemos tratar aquellos ataques de pánico, que provienen del trastorno. Cuando son de manera puntual, no se le dan tanta relevancia. 

    Cuando se trata del trastorno de pánico, el diagnóstico es  de carácter clínico. Por lo que, el tratamiento para ayudar a prevenir y frenar los ataques, es farmacológico. Suministrando, o bien, antidepresivos, o benzodiazepinas. Suelen ir acompañados con terapias de carácter cognitivo-conductual, por ejemplo: terapia de exposición. 

    Bibliografía 

    Carrión, O., & Bustamante, G. (2005). Ataques de pánico y trastornos de fobia y ansiedad. Editorial Galerna.

    Cernadas, J. A. (2003). El ataque de pánico: un estudio psicoanalítico.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir