Rendimiento escolar y ansiedad

Introducción

Vivimos en una sociedad muy competitiva. Desde que nacemos, nuestros padres participan en una carrera por ver cuál de sus hijos es el más listo; cuando ha dicho su primera palabra, cual ha sido, a que edad empezó a caminar, y un largo etcétera de acciones donde intentamos que nuestros hijos sean los primeros, como si tanto ellos como nosotros tuviéramos algo que demostrar. Aunque, en realidad en estas tapas la inteligencia no tiene ningún rol. Cuando empiezas a crecer la sociedad te presiona para ser un individuo que pueda aportar algo a tu comunidad. Empezar con las notas en la escuela, cuantos deportes haces, cuantos idiomas sabes etc. Pero en este artículo nos centraremos sobre lo que la escuela hace en la vida de un estudiante.

¿Qué significa escuela?

“Escuela”. Desde el latín “lección” mientras que desde el griego “ocio”. Entonces, ¿qué significa escuela? Según Aristóteles, el tiempo libre se tenía que dedicar al “engrandecimiento del espíritu” a través de lo temas que más te interesaban. Podemos decir, entonces, que la escuela es fundamental para el conocimiento del individuo, pero no tendría que ser algo que te causa ansiedad. No deberías tener una competición entre tus compañeros.

La relación entre ansiedad y fracaso escolar

Cada año que pasa, los niños y adolescentes, presentan siempre más problemas emocionales. Uno de estos problemas, como hemos dicho antes, es la ansiedad. Este ultimo causa en individuo un menor aprendizaje porque disminuye la atención y la retención de las informaciones.

Mayor es el nivel de ansiedad, menor es la atención y, de consecuencia, menor es la organización y elaboración adecuada de las informaciones. Un menor rendimiento escolar, causa una menor autoestima del individuo. Empiezan a ver el entorno escolar como una amenaza y frecuentar todos los días este ambiente, hace que la ansiedad y posible depresión aumente. Algunos estudiantes sufren de fobia social, que es un miedo desmesurado y persistente a actuar de manera humillante o perturbadora en situaciones o actividades sociales. Cuando el sujeto entra en contacto con extraños o es escudriñado por otros, aparecerá el miedo. Para los niños, desde los 8 a los 12 años, los miedos sociales más comunes están relacionados con las situaciones en las que deben leer y / o hablar en voz alta, hablar con personas que representan la autoridad e interactuar con sus compañeros. Algunos estudiantes presentan indefensión aprendida, los cuales atribuyen sus fallos a causas externas, que no pueden controlar. Así que empiezan a creer que su inteligencia, memoria o capacidades son insuficientes. De esta manera, su participación en clase o cualquier tarea escolar se reduce. Presentan también desesperanza, entre los 8 y 9 años. Es decir, creen que están destinados a fallar.  Todo esto no provoca solo un fracaso escolar, sino también a nivel social y personal.

Conclusión

Para concluir podemos decir que la ansiedad y el rendimiento escolar se influencian entre sí.

La escuela es fundamental para el desarrollo del niño. Pero es igual de fundamental crear para los estudiantes un ambiente cómodo y seguro, donde se sientan libres de fomentar sus intereses sin miedo de ser juzgados negativamente.

Demasiadas veces nos centramos en ser primeros, no importa lo que estamos pasando o si estamos haciendo daño a alguien. Sin embargo, sería más fácil centrarnos en nuestros objetivos, sin hacer que todo sea una competición. Y, por cuanto pueda parecer fuerte, a final todos llegamos, de verdad, a un momento donde no podemos hacer nada más en nuestra vida. En aquel momento no importará en cuantas cosas has llegado primero, sino si puedes decir “lo he pasado bien”.

Bibliografía

J, J. G. (2001). ALGUNOS EFECTOS DE LA ANSIEDAD EN EL RENDIMIENTO ESCOLAR. SciELO. https://www.scielo.cl/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0718-07052001000100008

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir