Amnesia global transitoria.

Historia.

El hecho de perder transitoriamente la memoria, considerado como un trastorno neurológico, lleva siendo estudiado desde hace más de 50 años.

De este modo, podemos citar textualmente algunas de las diferentes definiciones establecidas por distintos autores:

- “Alteración de memoria de una gravedad considerable, de aparición repentina, sin pérdida de identidad personal y de corta duración (Kapur, 1994)”.

- “Síndrome caracterizado por un profundo pero transitorio déficit de la memoria relatico a los eventos del pasado reciente y del presente (Fecher y Adams, 1964)”.

Además, este trastorno fue asociado y diagnosticado como otros muchos, por ejemplo la histeria, y es difícil de diferenciar de otros trastornos que comparten rasgos con ella, como la amnesia debida a un traumatismo craneoencefálico o la amnesia epiléptica transitoria, por lo que desde 1964 se intentan establecer unos patrones descriptivos de sus propios síntomas y criterios diagnósticos.

Datos en la sociedad.

Un estudio realizado por Markowitsch (1990), establece que la Amnesia Global Transitoria, respecto a la edad, suele aparecer después de los 50 años, la mayoría de los pacientes se encuentran entre los 50 y 79 años.

En cuanto al sexo no hay evidencias de diferenciación ya que los resultados hallados son contradictorios.

En cuanto a la manifestación en los pacientes, lo habitual es padecer un único episodio a lo largo de toda la vida, aunque existe un 15% de pacientes excepciones que han padecido más de uno.

Características clínicas.

Los pacientes que padecen Amnesia Global Transitoria sufren amnesia anterógrada, son incapaces de recordar información anterior, esto les lleva a desorientarse en espacio y tiempo.

Por otro lado, durante el episodio son capaces de realizar tareas complejas.

Otra característica es un cambio en la actitud o comportamiento del paciente, pues se suele producir un estado de hiperactividad o un descenso de actividad.

El episodio dura unas horas y gradualmente el paciente recupera la memoria hasta la normalidad.

Minoritariamente, algunos síntomas poco comunes son dolor de cabeza o náuseas.

Aparición.

Los escenarios comunes donde se suele dar este tipo de amnesia son experiencias dolorosas, estrés emocional… situaciones en las que el paciente se encuentra solo o en compañía que no le aporta comunicación activa y el contexto le permite centrarse en sus propios pensamientos.

Técnicas más modernas.

Son muchos los estudios que tratan de explicar la Amnesia Global Transitoria explorando el sistema nervioso central mediante diversas técnicas, entre las que se pueden citar potenciales avocados visuales y auditivos P3, ecografía Doppler transcraneal o la tomografía por emisión de positrones (PET).

REFERENCIAS

Marín-García, E., & Ruiz-Vargas, J. M. (2008). Amnesia global transitoria: una revisión. I. Aspectos clínicos. Rev Neurol46, 53-60.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir